Así que quieres trabajar desde casa… ¡Lee esto!

Con el avance de la tecnología, como Internet y varias herramientas de comunicación remota, se ha convertido en una realidad poder trabajar desde la casa. De hecho cada vez más, ciertas empresas han permitido a sus empleados trabajar fuera de sus oficinas. Es común, sobre todo para empresas de tecnología, que incluso sus trabajadores trabajen a distancia (en algunos países se le conoce como teletrabajo).

blogger-336371_1920

Seguramente, al menos una vez haz pensado lo fabuloso que sería trabajar desde tu casa, incluso has imaginado tener una oficina en casa. También es posible que hayas pensado en la posibilidad de comenzar tu propio negocio, pero aún no tienes los recursos necesarios para alquilar una oficina y no hay otra opción que trabajar desde la casa.

¿No lo has pensado? Si ya tienes un trabajo en una oficina ¿no lo has deseado? Incluso saboreado? Imagina este panorama: trabajar en pijama, no levantarse antes del amanecer para luchar contra el mundo para llegar a la oficina, no tener que ver la cara de su jefe, no tener que interactuar con la gente (eh bueno, algunos tenemos preferencias diferentes a las convencionales). La cuestión es que no todo es tan bueno como parece.

Trabajar en una oficina desde el hogar ciertamente no es para todos, por lo que es importante considerar algunas ventajas y desventajas antes de configurar una oficina en el hogar y planificar su entorno de trabajo.

hook-111316_1920

Ventajas

  1. No hay viajes diarios. No tener un largo viaje al trabajo puede ahorrarle una gran cantidad de tiempo y dinero.
  2. Menos estrés. Relacionado con el anterior, reduce tus niveles de estrés diarios.
  3. Hay una mayor flexibilidad. Trabajar desde casa le permite crear un flujo de trabajo que mejor se adapte a ti, así como aprovechar tus horas más productivas. También puedes vestir lo que más te gusta usar.
  4. Puedes reducir las distracciones. Si bien puede haber distracciones en el hogar, puedes controlar mucho más fácil lo que puede generar distracciones que provienen de compañeros de trabajo, empleados y otros ruidos basados en la oficina.
  5. Permite una mayor inserción laboral para personas con dificultades de movilidad.
  6. Si estás casado/a o tiene hijos en tu hogar, este tipo de situación de trabajo podría ser especialmente conveniente para ti.

stop-634941_1920

Desventajas

  1. Vas a necesitar mucha disciplina. Levantarse y concentrarse en el trabajo todos los días cuando estás en tu hogar requiere una gran disciplina y motivación.
  2. Puede ser solitario. Trabajar todo el día sin acceso a compañeros de trabajo y colegas puede ser muy aislado y solitario. Sobretodo si eres de esas personas carismáticas y muy sociables.
  3. Es más difícil desconectarse. Puede haber menos distinción entre el trabajo y la vida personal cuando trabajas desde casa, lo que hace que sea más difícil cerrarlo y es más probable que termines trabajando horas de más.
  4. Pierdes espacio vital. Crear una oficina hogareña o un espacio de trabajo puede agotar el espacio vital en tu hogar. Aún más si tu casa es de proporciones pequeñas, es posible que debas sacrificar algún espacio importante como el comedor o tu dormitorio.
  5. Las relaciones son más difíciles de formar. Es difícil establecer confianza y desarrollar relaciones con colegas y clientes cuando no tienes una conexión cara a cara diariamente. Imagina que solo vas a interactuar con esas personas, en el mejor de lo casos a través de una videollamada.
  6. Riesgo de un estilo de vida sedentario. Si eres una persona sedentaria, te puedes volver más sedentario aún. Sobre todo si por ahorrar tiempo, pides servicios delivery o decides que mientras comes, puedes seguir trabajando.

Cómo ha visto, hay mucho que considerar antes de tomar la decisión de trabajar desde casa. Solo tú puedes decidir si trabajar desde casa es lo correcto para ti.

Si decides trabajar desde casa, es importante recordar:

  1. Establece un horario para estar con la familia y otro para trabajar. Lo mejor es establecer un cronograma real.
  2. Habilita un área de la casa para tener una oficina. Elija un lugar con luz natural, bien ventilado y alejado de las áreas más ruidosas y frecuentadas de la casa, como la cocina o la sala de estar.
  3. Deja un tiempo para salir y desconectarse. Trata de salir todos los días a caminar por la calle y hablar con la gente, incluso mientras estás de compras.
  4. No renuncies a tu imagen. No trabajes con tu pijama. Cuando te levantes, toma una ducha y vístete con ropa cómoda pero con una imagen ordenada, especialmente si tienes reuniones a través de la cámara web.

¿Estás listo para trabajar desde casa?

EquipoBrunch Written by:

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *